2014/04/15

8428104.- El Catire Paez.-


Humberto Zárraga 8 de julio de 2013 

MAYO 6, 1873. NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS. 
MUERE EL GENERAL JOSE ANTONIO PAEZ, UNO DE LOS MAXIMOS HEROES DE LA INDEPENDENCIA VENEZOLANA…
El General José Antonio Páez falleció en Nueva York el 6 de mayo de 1873, cuando contaba con 83 años de edad. Su muerte se produjo a las siete y veinticinco de la mañana, en una modesta casa marcada con el número 42 de la Calle 20 Este, Asistido por el Médico A. K. Gardner su muerte se produjo debido a una bronconeumonía, resultado de un fuerte resfriado, probablemente adquirido en los paseos a caballo que acostumbraba a realizar por el Central Park, en las semanas previas a su fallecimiento, debido al frio clima neoyorkino.
El general Páez fue el más longevo de todos los próceres de nuestra independencia y como tal, quien más actividad militar y política desarrolló.
José Antonio Páez Herrera de Mendoza Xaimes de Agüero, nacío en el poblado de Curpa, para aquel entonces perteneciente a la Provincia de Barinas, (Hoy Estado Portuguesa), el 13 de junio de 1790 fue un destacado militar y político venezolano de ascendencia española canaria. “El Centauro de los llanos”, como bien se le calificó por sus hazañas guerreras a favor de su patria, fue presidente de la República de Venezuela en tres ocasiones (1830 a 1835; 1838 a 1843 y 1861 a 1863).
Páez fue uno de los más destacados próceres de la emancipación de Venezuela y se le considera entre los principales representantes del caudillismo americano. Fue protagonista del nacimiento de la república y colaboró en la creación de los símbolos patrios, de la iconografía procera y territorial de Venezuela y de Colombia. Fue uno de los ideólogos de la consolidación del Estado de Venezuela. Recibió el honroso calificativo de "Centauro de los llanos" por su numerosas victorias entre las que destacó la Batalla de Las Queseras del Medio.
Para el momento de su fallecimiento, estaban a su lado, su hijo Ramón Páez Ricaurte y muchos emigrados políticos como él, que quisieron tributarle una prueba de ese amor y respeto que por tantos títulos se hizo acreedor el anciano, querido y respetado general venezolano.
En la prensa americana de ese día 6 de mayo, apareció lo siguiente: “Murió pobre, emigrado de su país natal, del suelo que libertó con su pujante lanza, con el fuego de su corazón y con la energía de su espíritu ardiente como el sol que baña los inmensos llanos que fueron la cuna de este ilustre campeón de la independencia americana; como si la Providencia hubiese querido recibirle en su seno maternal, en los momentos de su muerte, en la misma condición humilde y sencilla en que le dio el soplo de vida en la ignota población de Curpa…”
Murió casi en la miseria y en sus últimos años se le veía llevar una vieja ropa remendada. Su cadáver fue embalsamado gratuitamente por el médico Federico Gálvez. Su cadáver sería sepultado en una parcela municipal del Marble Cementery por no contar con dinero suficiente para adquirir una parcela privada. Allí sus restos permanecieron durante 15 años y estuvieron a punto de ser colocados en una fosa común, por cuanto no había dejado bienes de fortuna a sus familiares para que estos cubriesen los gastos de un sepulcro digno y privado”. Así, en esas precarias condiciones murió un héroe, el gran prócer venezolano José Antonio Páez, pobre pero millonario en dignidad, pundonor, rectitud, honorabilidad, probidad y patriotismo, dejando de esta forma un imborrable legado de honradez y amor a la patria a las nuevas generaciones de venezolanos y sin que ningún granuja pueda siquiera empañar su memoria.
Gráfica original del general José Antonio Páez. Año 1863.
Se cumplió en Él, el adagio de que a mayor grandeza, mayor humildad, cuan diferente de la hormigas de voz atronadora que deambulan por las alpargatas de los dueños...


     










8428102.-. Proclamas de El Libertador

Proclamas del Libertador Simón Bolívar
Portada de Proclamas del Libertador Simón Bolívar

Descripción:
 “Para cumplir tan alta empresa, Bolívar debía poseer dotes extraordinarias, y las poseyó en efecto: amor a su suelo nativo, libre de vulgares ambiciones; amor a la libertad, llevado hasta el delirio, hasta el fanatismo; gran corazón a prueba de los mayores reveses e infortunios, y aquel rayo de fuego del cielo que se llama genio en el lenguaje de los hombres.”

8428101.- Ultima Proclama de El Libertador.-

10 de diciembre de 1830 Última Proclama del Libertador
El 10 de diciembre de 1830, desde su lecho de moribundo, el Libertador dictó su última proclama. Firmó su testamento y recibió los Santos Sacramentos de manos del humilde cura de la aldea de Mamatoco, quien llegó en la noche con sus acólitos y varios indígenas.Luego, rodeado de sus más íntimos amigos, como José Laurencio Silva, Mariano Montilla, Joaquín de Mier y Fernando Bolívar, el notario Catalino Noguera empezó a leer el histórico documento, pero apenas llegó a la mitad, porque la emoción y el dolor le ahogaron la voz. Continuó la lectura Manuel Recuero. La última Proclama dice así:

Simón Bolívar,
Libertador de Colombia, etc.
A los pueblos de Colombia
Colombianos:
Habéis presenciado mis esfuerzos para plantear la libertad donde reinaba antes la tiranía. He trabajado con desinterés, abandonando mi fortuna y aun mi tranquilidad. Me separé del mando cuando me persuadí que desconfiábais de mi desprendimiento. Mis enemigos abusaron de vuestra credulidad y hollaron lo que me es más sagrado, mi reputación y mi amor a la libertad. He sido víctima de mis perseguidores, que me han conducido a las puertas del sepulcro. Yo los perdono.
Al desaparecer de en medio de vosotros, mi cariño me dice que debo hacer la manifestación de mis últimos deseos. No aspiro a otra gloria que a la consolidación de Colombia. Todos debéis trabajar por el bien inestimable de la Unión: los pueblos obedeciendo al actual gobierno para libertarse de la anarquía; los ministros del santuario dirigiendo sus oraciones al cielo; y los militares empleando su espada en defender las garantías sociales.
¡Colombianos! Mis últimos votos son por la felicidad de la patria. Si mi muerte contribuye para que cesen los partidos y se consolide la Unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro.
Hacienda de San Pedro, en Santa Marta, a 10 de diciembre de 1830.

8428103.-

Yolanda Davila

William Shakespeare decía
: Siempre me siento feliz, ¿sabes porqué?.
Porque no espero nada de nadie; esperar siempre duele.
Los problemas no son eternos, siempre tienen solución, lo único que no se resuelve es la muerte.
No permitas que nadie te insulte, te humille o te baje la autoestima. Los gritos son el alma de los cobardes, de los que no tienen razón.
Siempre encontraremos gente que te quiere culpar de sus fracasos, y cada quien tiene lo que se merece.
Hay que ser fuertes y levantarse de los tropiezos que nos pone la vida, para avisarnos que después de un túnel oscuro y lleno de soledad, vienen cosas muy buenas. “No hay mal que por bien no venga”.
Por eso, disfruta la vida que es muy corta, por eso ámala, se feliz y siempre sonríe.
Solo vive intensamente para ti y por ti.
Recuerda: Antes de discutir…respira; antes de hablar…escucha; antes de escribir…piensa; antes de herir…siente; antes de rendirte…intenta; antes de morir…VIVE.
La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, sino aquella en que cada individuo aprende a vivir con los defectos de los demás y a admirar sus cualidades.
Que quien no valora lo que tiene, algún día se lamentará por haber perdido y que quien hace mal algún día recibirá su merecido.
Si quieres ser feliz haz feliz a alguien, si quieres recibir, da un poco de ti, rodéate de buenas personas y sé una de ellas. Recuerda, a veces de quien menos esperas es quien te hará vivir buenas experiencias¡.
Nunca arruines tu presente por un pasado que no tiene futuro.
Una persona fuerte sabe cómo mantener en orden su vida. Aún con lágrimas en los ojos, se las arregla para decir con una sonrisa “Estoy bien”.

2014/04/14

8427.- Un pelito...

Opinión | 14/04/2014
Gobierno manofloja

Según la revista brasileña Folha de Sao Paulo en el presupuesto venezolano para 2014 se puede leer una información que llama poderosamente la atención: los gastos personales del presidente Maduro son 16 veces más altos que los de la reina de Inglaterra, estimados ambos en euros
SIMÓN BOCCANEGRA

Muchas veces en periódicos de otros países se encuentran informaciones y datos sobre el nuestro, que nuestros medios (nos incluimos) omiten. Por ejemplo, leyendo la Folha de Sao Paulo, el prestigioso cotidiano brasileño, el lector puede encontrarse con un dato tan sorprendente como el que de seguidas pasamos a comentar.

De acuerdo con la Folha paulista en el presupuesto venezolano para el 2014 se puede leer una información que llama poderosamente la atención. En ese balance de ingresos y gastos del país nos encontramos con que los gastos personales del presidente de la República son 16 veces más altos que los de la reina de Inglaterra, estimados ambos en euros.

No es concha de ajo, porque aún admitiendo que en el presupuesto presidencial venezolano se incluyen rubros no contemplados en el británico, dado que los monarcas ingleses revisten un carácter sobre todo simbólico, la diferencia, sin embargo, es demasiado brutal como para ser obviada.

Esto significa que, traducidos a euros, el primer mandatario venezolano gasta 1,8 millones de euros cada día, es decir, 698 millones al año. Haga usted mismo el cálculo multiplicando esa cantidad por los bolívares que equivalen a 1 euro y se encontrará con cifras que lo harán caer sobre sus posaderas.

Esto trae a la memoria aquellos días en los cuales el fallecido presidente Chávez se ufanaba de que su gobierno sería el más austero de la historia.

Lo que nos ha resultado, en verdad, es el más dispendioso de todos cuantos ha habido en nuestra ricachona historia de país petrolero, dado a gastar sin tasa ni medida todo cuanto cae en sus manos, sin la más mínima previsión acerca del futuro. Pero lo de estos tiempos chavistas y neochavistas ha excedido todos nuestros propios records.

Podría alguien atreverse a asegurar que proporcionalmente, nuestro gasto público por habitante es superior al de Brasil, con sus casi 200 millones de habitantes. Una tontería.

8426.- El rostro de El Libertador.- II

Se pelaron los "expertos" con el rostro de Simón Bolívar

08/14/2012

A propósito de la imagen tridimensional  de Simón Bolívar diseñada por un experto español y presentada por las investigadoras venezolanas el 24 de julio 2012 y que en la noche de este martes el presidente Chavez vuelve a hacer gala de dicha imagen durante el Consejo de Ministro, según las investigaciones realizadas por Semana de Venezuela, dicha imagen  no refleja el verdadero rostro del padre de la Patria, aunque no por ello se puede desconocer el esfuerzo en la investigación sobre los restos del Libertador tan necesarias para determinación  la veracidad de dichos restos.  

Sin duda era necesario que se determinara si existían realmente restos en el sarcófago del Libertador y si dichos restos  eran de Simón Bolívar, pese a las críticas y burlas  absurdas durante la exhumación fue una investigación que se debía realizar para determinar nuevamente pero con técnicas avanzadas la identidad genética de los restos del hombre que luchó por la LIBERTAD.
Sin embargo, en la presentación de la imagen  tridimensional del rostro del Libertador se equivocaron,  las partes blandas de la cara, los labios, la nariz y los ojos, según los registros históricos-científicos de eminencias de la medicina del siglo XIX no son igual a la presentada por el experto español que realizó el trabajo tridimensional.
Según las explicaciones durante el acto realizado el pasado 24 de julio de 2012 en el salón Ayacucho del Palacio de Miraflores, los expertos miembros de la Comisión Presidencial, señalaron entre otras cosas, que realizaron un análisis de  los diferentes oleos que se han conocido a través de la historia sobre Bolívar, tomando como referencia valida el óleo pintado por el pintor peruano, José Gil de Castro, unos 3 o 4  años antes de la muerte del Libertador en 1830. Y así acoplar dicha información con las medidas, la  morfología del  cráneo y de los huesos de su cara para llegar a lo que llamaron el nuevo o el verdadero rostro de Bolívar, a través de las técnicas  3D.

No se tomó en cuenta el legado de los médicos del siglo XIX
  A comienzos y mediados del siglo XIX, quedaron asentados la descripción fisonómica de Simón Bolívar, cuando era adolescente  y luego de estar ya emancipado, por parte de médicos venezolanos. Así como el aspecto físico del  día en que murió El Libertador, en Santa Marta en Colombia, siendo  registrada dicha muerte por el médico francés residenciado en Colombia, Alejandro Próspero Révérend, quien cedió dicha información al gobierno venezolano cuando en 1842, doce años después de la muerte, fueron extraditados los restos a la patria que lo vio nacer.
 
El aspecto físico y psicológico del Libertador al igual que el de los militares que lo acompañaron, tales como José Antonio Páez, Monagas, sus tutores José Sanz y Simón Rodríguez, fueron estudiados a finales del siglo XVIII y todo el siglo XIX, por los médicos y profesores de la Universidad de Caracas hoy en día Universidad Central de Venezuela.
Científicos  y educadores de la talla de José María Vargas (1786-1854), y todos sus discípulos jóvenes que conocieron  a Bolívar, cuyo legado fueron las bases de  las investigaciones científicas y las discusiones de la sociedad médica (Fundada en 1827 por Vargas)  a mediados y finales del mismo siglo con las diversas generaciones de médicos durante el siglo XIX, entre los primeros y más destacados como Lisandro Alvarado, Luis Razetti, entre otros.
La descripción documentada con historias médicas del físico del hombre, del Libertador de América, como lo conocían a nivel internacional en esos años de lucha a pesar de no existir la tecnología de las comunicaciones de hoy en día, por lo que despertó una serie de odios, amores y ambiciones en un mundo y una época en donde él no encajó por sus magnánimas proyecciones.
Documentación que le permitió a varias generaciones de estudiantes de medicina e historiadores una serie de detalles físicos y psicológicos de él y  de los más importantes militares de esos tiempos, tal y como lo recoge en sus investigaciones, Lisandro Alvarado, uno de los prestigiosos médicos, cirujanos y psiquiatras, discípulo de médicos que conocieron a Bolívar.

Lisandro Alvarado (1858-1929) publicó varias investigaciones (1884-1888) sobre medicina donde  describe a Bolívar física y psicológicamente según la recopilación de la Academia Nacional de la Medicina y la de la Historia, de la forma siguiente:
“Era Bolívar de talla un poco menos que la mediana, pero no exento de gallardía en sus mocedades; delgado y sin musculación vigorosa; de temperamento esencialmente nervioso; y bastante bilioso, inquieto en todos sus movimientos  indicativos, de un carácter sobrado impresionable, impaciente e imperioso.
En su juventud había sido muy blanco – aquel blanco mate del venezolano de raza española, pero al cabo le había quedado la tez bastante morena, quemada por el sol y las intemperies de quince años de campaña y de viajes; y tenía el andar más bien rápido  que mesurado, pero con frecuencia cruzaba los brazos y tomaba actitudes esculturales, sobre todo en los momentos solemnes.
Tenía la cabeza de regular volumen, pero admirablemente conformada, deprimida en las sienes, prominente en la parte antero-superior, y más abultada aún en la posterior.
El desarrollo de la frente era enorme, pues  ella  sola comprendía bastante más de un tercio del rostrocuyo ovalo era largo, angulado, agudo en la barba y de pómulos pronunciados.
Casi siempre estuvo el libertador totalmente afeitado. Fuese por sistema o por no tener barba graciosa o abundante.
Tenía los cabellos crespos y los llevaba siempre divididos entre una mecha enroscada  sobre la parte superior de la frente y guedejas sobre las sienes peinadas hacia adelante.”
L. Alvarado hace una advertencia o crítica sobre algunos escritores de la época que describen la nariz de Bolívar de aguileña, diciendo que seguramente por no darle a este adjetivo  su acepción verdadera, que la de lo corvo, como el pico del águila. “Pero muy lejos de esto, el Libertador tenía un perfil enteramente vascongado y griego, principalmente por el corte del rostro, la pequeñez de la boca, la amplitud de la frente y la rectitud de la nariz, muy finamente delineada, al propio tiempo que tenía la frente muy  levantada en la región de los órganos de la imaginación el cerebro, era prominente en las cejas, bien arqueadas y extensas, donde se ponían de manifiesto los signos de la perspicacia y de la prontitud y agudeza de percepción.”
“Como tenía profundas las cuencas de los ojos, éstos que eran negros, grandes y muy vivos, brillaron siempre, cual si sus miradas surgieran de profundos focos.”
 En la adolescencia Simón Bolívar, se manifestaba rebelde, incomprendido, inconstante. Comportamiento que quizás  causó que el primer tutor, José Sanz y los tíos pensaran que no iba a servir para nada en la vida. Hasta cuando el maestro Simón Rodríguez, fue asignado como tutor, quién supo guiar y canalizar la inteligencia del Libertador que era superior a la del promedio-
Deterioro del Libertador
Sabía usted que el Libertador aunque estaba enérgico aún para 1827 empezó a sufrir de depresiones a consecuencia de las ambiciones  de sus aduladores que lo rodearon, provocando su aislamiento y por supuesto las posteriores manifestaciones de enfermedades que lo consumieron, al verse degastado físicamente, pobre y solo.
José Antonio Páez
Sabía usted que  el general José Antonio Páez, era un hombre alto en relación al promedio, de contextura fuerte atlética,  casi nunca se enfermaba, aunque al final de la guerra le empezaron a dar ataques epilépticos a consecuencia de “una picada de víbora venenosa”, de lo que sobrevivió, pero sufrió varias semanas con temperaturas muy elevadas.
Ironía: Páez que no lo asesinaron sus enemigos, casi lo mata una víbora venenosa.
José Manuel Cajigal (1802-1838)
Sabía usted que el político y matemático Cajigal, fundador del Correo de Caracas, del primer observatorio astronómico, tuvo manifestaciones de paranoia a consecuencia de una enfermedad que sufrió durante varios años que le iba infectado el cerebro poco a poco, (lo que hoy se conoce como meningitis). Paranoias que provocaron que en los últimos años de su existencia viviera enclaustrado en un sótano para ocultarse de todos aquellos que lo buscaban para vigilarlo y matarlo.
Miguel José Sanz (primer tutor de Bolívar nació en el año 1754 -1814)
Sabía usted que el periodista, abogado y político, Miguel José Sanz,  el primer tutor de Simón Bolívar cuando niño al quedarse huérfano de padre, fue asesinado en 1814 en manos de los españoles en la Batalla de Úrica, presentando el cadáver múltiples heridas en el tórax y en el abdomen, casi lo volvieron un picadillo. Bisabuelo del médico y científico Luis Razetti.
Miguel José Sanz quien creyó durante la adolescencia de Simón Bolívar que no iba a sentar cabeza, que no iba a servir para nada, luego lo acompañó en la lucha por la independencia.
Semana con compromiso, pudo conocer que las tataranietas de Sanz conservaban para 1952 el cuadro que le había mandado hacer su primer tutor cuando era adolescente Bolívar y  según testigos que no podemos identificar, describieron las facciones finas del Libertador del cuadro que tuvieron en su poder, tal descripción fue similar a la  establecida en los documentos científicos del siglo XIX.
Dos oleos del físico de Bolívar (Realizado por Gil de Castro en 1927)
-Apartando los registros médicos de la  vida del Libertador,  el propio Bolívar en una carta que le envió al Sir Wilson le dice que el cuadro que le envía, lo realizó  un pintor que lo plasmó  a su semejanza.

Potosí, 29 de octubre de 1825.
A SIR ROBERT WILSON.
Honorable general y señor:
Las honrosas letras con que Vd. se ha servido favorecerme me han llenado de una inmensa satisfacción porque ellas vienen de un sabio, de un héroe y del mejor amigo de la libertad. Muchas veces he dicho que estimo en más el concepto de un caballero como Vd. que el de naciones enteras. En el Parlamento Vd. ha querido relevar tanto mi conducta, que confieso con franqueza que Vd. más ha atendido, en semejantes oportunidades, a su pasión por la libertad, que a su respeto por la justicia. Mis servicios son muy inferiores a los de otros que se han consagrado a la buena causa de los pueblos; pero mi destino ha querido que una vasta porción del mundo haya aprovechado de mis combates para romper sus cadenas. Este es todo mi mérito; y, sin embargo, Vd. lo eleva muy alto y Vd.. me atribuye sucesos a que no tengo derecho. Me parece que Vd., siguiendo a Alejandro en sus combates y en su generosidad, recompensa mil por uno.
El joven Wilson y yo estamos encantados los dos con las cartas que Vd. nos ha escrito. A la verdad ellas son muy capaces de llevar el más vivo gozo al fondo del corazón. El joven Wilson se conduce cada día más a mi satisfacción: su respeto y su amor al padre lo liga de tal modo a los sentimientos que me profesa, que algunas veces me parece tener en él un hijo.
Aprovecho esta oportunidad del bravo general Miller que marcha a Europa, para escribir a Vd., e igualmenteme tomo la libertad de dirigir a Vd. un retrato mío hecho en Lima con la más grande exactitud y semejanza. (*)
Es mi deber suplicar a Vd. se sirva mirar con toda consideración al bravo y modesto general portador de esta carta.
Acepte Vd. los sentimientos de mi distinguido aprecio.   

Simón Bolívar


(*) Este retrato, obra del pintor limeño Gil, fué regalado por el coronel Belford Wilson al general Ballivián, presidente de Bolivia, y se halla en Chuquisaca. En el palacio federal de Caracas existe otro igual, del mismo autor, enviado por Bolívar a su hermana María Antonia.  
                                              
Cabe preguntarse frente a las investigaciones de los eminentes científicos de la medicina a finales del siglo XVIII y el siglo XIX, que permanecieron por años en la Academia de la Historia y en la Academia de la Medicina, que dejaron un legado invalorable del Libertador Simón Bolívar y otros hombres importantes de nuestra historia, además de varios avances de la medicina descubiertos por venezolanos, por qué no fueron tomadas en cuenta en  estas investigaciones para poder reflejar el rostro real del Padre de la Patria.  (Esto es la primera parte de la investigación).
Este martes el mandatario venezolano anuncio también que concluyó la digitilización de los archivos historicos del Libertador Simón Bolivar.
vilmacanelong@gmail.com

8427.- Últimos momentos.-

Aniversario del Fallecimiento del Libertador Simón Bolívar
Simón Bolívar llegó a Santa Marta el 01 de diciembre de 1830 en estado de postración tras una penosa travesía por el río Magdalena desde Bogotá y a pesar del buen clima y las atenciones recibidas, su salud empeoró a los pocos días, teniendo algunos momentos de lucidez que le permitieron dictar su testamento y su Última proclama, donde un Bolívar gravemente enfermo clamó porque su muerte por lo menos permitiera la consolidación de la unión y la desaparición de los partidos.

Finalmente El Libertador Simón Bolívar fallece el 17 de diciembre de 1830, a los 47 años de edad. A la una y tres minutos de la tarde murió el sol de Colombia, según rezó el comunicado oficial. Los despojos mortales del Libertador recibieron cristiana sepultura en el altar mayor de la suntuosa Catedral Basílica de Santa Marta, y en ese sagrado recinto moraron apaciblemente, hasta diciembre de 1842, cuando fueron trasladados a su país de origen Venezuela, cumpliéndose así el mandato de su testamento.

2014/04/13

8425.- El rostro de El Libertador.

ESTE ES EL VERDADERO ROSTRO DE SIMÓN BOLÍVAR NUESTRO LIBERTADOR............


















Daniel Anido
"Después de buscar mucho, la encontré. Es la cara de Bolívar que fue hecha por una mascarilla de yeso que le hizo el Dr Reverend después de haber muerto. Es una estatua horizontal que está en la Quinta San Pedro Alejandrino en Santa Marta. También tomó el molde de las manos que son impresionantes. En la cara, lo más llamativo es su nariz aguileña, más perfilada aún por la muerte y muy diferente a la que quisiera el saliente. Muchos de ustedes me acompañaron en el crucero de dic 2010 y se acordarán.
También encontré el retrato que le hizo el pintor limeño José Gil de Castro, del cual Bolívar dijo que era el que más se parecía a él. Lo que más deseo es que difundan lo que encontré."
Daniel Anido
"Después de buscar mucho, la encontré. Es la cara de Bolívar que fue hecha por una mascarilla de yeso que le hizo el Dr Reverend después de haber muerto. Es una estatua horizontal que está en la Quinta San Pedro Alejandrino en Santa Marta. También tomó el molde de las manos que son impresionantes. En la cara, lo más llamativo es su nariz aguileña, más perfilada aún por la muerte y muy diferente a la que quisiera el saliente. Muchos de ustedes me acompañaron en el crucero de dic 2010 y se acordarán.
También encontré el retrato que le hizo el pintor limeño José Gil de Castro, del cual Bolívar dijo que era el que más se parecía a él.
Lo que más deseo es que difundan lo que encontré.
Un beso, Fulano" — con Justo Miguel Bonomie y Carlos Ramos.

8424.- Hablando de historias recientes...


ND, 12 Abril, 2014

La base colombiana del arubeño

Para el joven comunista arubeño Nicolás Maduro García, el golpe de 1945 y la ilegalización de los rojos por la Junta de Gobierno dirigida por Rómulo Betancourt fue un shock. Él era un anarquista indocumentado y temía ser arrestado. En ese momento decidió huir del país a refugiarse en casa de los familiares de su madre que vivían en Ocaña, Colombia.
Antes de marcharse fue a despedirse de su amigo, el sindicalista adeco Salom Mesa Espinoza. Al verlo le pidió ayuda para sacar su cedula de identidad venezolana para pasar la frontera en el Tachira. Salom trató de disuadirlo haciéndole ver que tenía buenas conexiones políticas con altos líderes de AD, especialmente con Luis Beltran Prieto Figueroa. Su partido estaba en el poder y el estaba ascendiendo políticamente. Pronto tendría un alto cargo y necesitaba un asistente de confianza. Maduro García le dijo que solo iría a Colombia temporalmente a terminar su bachillerato y hacer un curso de contabilidad y luego volvería a trabajar con él si los comunistas no eran perseguidos.

Salom accedió y ayudó a Nicolás a sacar su cedula de identidad venezolana en la Dirección de Extranjería. Maduro era indocumentado y no tenía la partida de nacimiento que era requisito indispensable para obtener la cedula. Salom contaba con buenos contactos políticos y habló con un compañero de AD que era registrador público en San Cristóbal. Este funcionario accedió a obviar los trámites exigidos. Ante el registrador se identificó como amigo de Salom y declaró haber nacido el 23 de diciembre de 1927 en Coro. Con esos datos filiatorios chimbos, de manera ilícita y sin tener partida de nacimiento que lo acreditara como venezolano, Nicolás Maduro García obtuvo su cedula de identidad ilegalmente. A partir de allí se identificó falsamente con esa cedula forjada.

A finales de 1945, con la cedula falsa en su poder, Maduro García abordó un autobús hacia Cúcuta. En esa época para pasar la frontera entre Venezuela a Colombia no hacía falta pasaporte. Bastaba presentar la cedula de identidad venezolana. Al mostrar su flamante cedula pasó sin ningún inconveniente oculto tras su falsa nacionalidad. En Cúcuta hizo trasbordo a otro vehículo que lo llevo a Ocaña en el mismo Norte de Santander. Al llegar se alojó en casa de los familiares de su madre y se sintió a salvo. Pronto se inscribió en el Liceo Caro de esa ciudad y en julio de 1947 se graduó de bachiller. Al culminar la secundaria hizo un curso corto de contabilidad que necesitaba para trabajar como asistente de Salom Meza en Venezuela. En diciembre de ese año se enteró del triunfo del escritor Rómulo Gallegos en las elecciones presidenciales. En enero de 1948 viajó de regreso a Caracas pasando la frontera sin problemas con su flamante cedula de identidad que se había convertido en su patente de corso.

Gallegos como político fue un buen escritor. El novelista no tenía mano izquierda ni el olfato político de Betancourt. El 12 de noviembre de 1948 promulgó la Ley del Impuesto sobre la Renta pechando al 50% al exceso de las ganancias de las empresas petroleras. Pronto estas trasnacionales se aliaron con la logia militar del Tcnel. Marcos Pérez Jimenez provocando la insurrección del 24 de noviembre que derrocó a Gallegos tras apenas 8 meses en el poder. La nueva Junta Militar de gobierno estuvo constituida por el Ministro de la Defensa Cnel. Carlos Delgado Chalbaud, quien era un oficial asimilado, y los tenientes coroneles Marcos Pérez Jimenez y Luis Felipe Llovera Páez.

Luego del golpe el alto mando adeco huyó del país. Gallegos, Betancourt, Luis Beltran Prieto y Carlos Andrés Pérez entre otros se asilan en La Habana tras una serie de peripecias. Los partidos políticos pasaron a la resistencia encabezados por líderes jóvenes que se quedaron en el país. Salom Mesa quien era un dirigente sindical en ascenso y un hombre de acción pasó a formar parte del brazo militar de AD en la lucha contra la dictadura. En esos avatares en 1951 fue capturado por la temida “Seguridad Nacional” el dirigente Carlos Carnevali. Para liberarlo el jefe de la resistencia adeca, Leonardo Ruiz Pineda, ordenó su rescate. La tarea correspondió a un comando integrado por Salom Mesa Espinoza, José Manzo Gonzáles y Rubén Charlita Muñoz. Ese grupo ejecutó exitosamente un golpe de comando en el Puesto de Salas. En ese hospitalito estaba recluido Carnevali y el grupo de Salom logro liberarlo.

Luego de este audaz rescate el gobierno desató una persecución implacable deteniendo poco después a Salom Mesa. El sindicalista fue torturado bárbaramente para que confesara pero no habló. Luego de la captura de Salom, Maduro García temiópor su vida. Él había conducido el carro de Salom al punto de reunión de donde partió a ejecutar el rescate de Carnevali. Al terminar la operación lo recogió en un lugar pre acordado y lo condujo a su casa. Maduro García temía que si Salom hablaba el seria detenido y probablemente asesinado. Para evitar caer en las garras de la Seguridad Nacional huyó de nuevo a Colombia.

Como la dictadura de Pérez se fortaleció en los años 50, Maduro García decidió permanecer en Colombia. El 17 de septiembre de 1956 el arubeño supuestamente contrajo matrimonio en la Parroquia de Nuestra señora de Fátima en Bogotá con la colombiana Teresa de Jesús Moros, portadora de la cedula de identidad colombiana 20.007.077. Digo supuestamente porque el historiador Walter Márquez estableció que para la fecha de este matrimonio virtual esa parroquia no existía lo cual crea serias dudas sobre ese matrimonio. También pudo verificarse que la mencionada cedula de identidad de la dama fue en realidad expedida posteriormente, el 9 de diciembre de 1956 en Bogotá. De manera que esa cedula no existía para el momento de la presunta boda. Un detalle adicional es que la señora estaba embarazada para el momento de su matrimonio. Todos estos “detalles” indican que el arubeño tuvo una práctica bien documentada de forjamiento de documentos.

Luego de “casarse” la pareja se muda a Cúcuta y allí procrean tres hijas antes de la caída de Pérez Jiménez. Luego del 23 de enero de 1958 el arubeño se entera que su amigo Salom Meza había sido puesto en libertad y se comunicó con su antiguo jefe. Este le pidió que viajara a Caracas a trabajar con él. Ante esta nueva oportunidad Maduro García dejó a su familia con una tía en Cúcuta y se marchó a Caracas. En una visita a su familia en diciembre de 1958, Maduro García embarazó a su esposa. Al dar a luz a su último hijo en septiembre de 1959, doña Teresa Moros de Maduro bautizó a su retoño en Bogotá como Nicolás Maduro Moros. Esa partida de nacimiento existió pero Walter Márquez verifico que las paginas correspondientes fueron arrancadas de los libros de actas en los registros civiles de esas fechas. Luego de parir a Nicolasito la señora se mudó a casa de su tía en Cúcuta con el resto de su prole. Por falta de espacio esta historia continuar en mi próxima crónica. El que tenga información sobre el tema por favor enviarla a genpenaloza@gmail.com.

8423.- Noticia criminis.-


En que país del mundo esta noticia no causa horror?
¿Y esto ocurre cuando, las partes(¿?) se encuentran en un proceso de dialogo para buscar la PAZ?
Esto no tiene nombre, es una vergüenza para nuestra nación que se debe considerar en cualquier juicio a que se someta a los responsables, todos en la cadena de mando que origina o permite estos desafueros.
Ese titular es !notitia criminis!  internacional!!!
ahora bien:

Notitia Criminis"

Éste es el nombre genérico bajo el cual, tradicionalmente, se han reunido los distintos medios por los cuales podía iniciarse la actividad de la justicia penal, mediante la promoción del proceso. Así, ya sea por la denuncia, ya por la querella, o por la prevención policial o de oficio, se lleva ante la jurisdicción una noticia sobre la comisión de un delito, que opera como "información institucional", sujeta a recaudos específicos impuesto por la ley procesal, capaz de producir efectos jurídicos previamente previstos por la ley. Supera a la mera información.
(Fuente: GARRONE, José A., Dicc. Jurídico - Tomo III, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 462).


Hasta allí vamos bien en la definición, pero:

En un momento determinado, en nuestro pais, El contralor general de la República, Clodosbaldo Russián, indicó que en el país, la “Noticia Criminis” no existe sino la presunción de la inocencia.
Russián, indicó que la calidad que “algunos personeros políticos le han querido conferir con la atribución de elementos gráficos como pruebas para un proceso judicial en Venezuela, no existe”, puntualizó el máximo funcionario de la Contraloría nacional. Esta respuesta se originó al increpar a Russián si en su despacho descansan denuncias acerca de las vallas de Pdvsa que no reflejan el costo de la obra en sectores de la Isla.  
(Fuente: Jonás Jiménez Romero / La Hora)

Entonces: ¿A quién se debe premiar por este desvergonzado acto de "apartheid"?

¿Y la orden es que al herido no se atienda, pero al asesino si?

¿Acaso los instigadores no serían reos por "Homicidio culposo"?

¿A quién se le podrá presumir de inocente cuando no se puede atender a los heridos en un hospital, por ordenes superiores?


Al herido? al chofer de la ambulancia? al paramedico? al enfermero? al medico? al director del Servicio en el hospital? al alcalde del municipio donde lo hirieron? al alcalde del municipio donde está el hospital? al gobernador del estado? al ministro de salud? a la figura que funja como jefe de las gobernaciones y alcaldías? al presidente de la república? a los asesores del ejecutivo? al ministro de comunicaciones? al ministro de relaciones interiores?

Quién esta libre de culpa y no DEBE ser culpable?

La señora de las arepas... y mas nadie.

Ejemplos sobran en este momento y lo único que se puede observar en quienes manejan las responsabilidades es la desvergüenza, la marrullería, el agavillamiento, la falsedad notoria, publica, televisada, "autorizada", continuada, que orienta a quienes investiguen los hechos y toda la información y lo que de ella se desglose, hacia los crímenes de LESSA PATRIA Y LESSA HUMANIDAD.

Esos crímenes, de más esta aclararlo, no prescriben... hasta después de la muerte son acusados y penalizados, y sus herederos caen dentro de la esfera de los castigos a que se hacen merecedores, como dice la Biblia... hasta la séptima generación... o acaso no ha sido así con los tristemente celebres personeros de todas las dictaduras del mundo? Es el legado que dejan a sus familias quienes, oh agravio, comienzan a negarlos y a desvincularse para poder vivir... los socios comerciales los dejan en la estacada, las transferencias se demoran, las cartas aval dejan de tener validez, las demandas se multiplican, hasta los perros se orinan en los cauchos de sus carros. 
Lastima que algunos verán esto con ojos de humorista, nada tiene de humor porque es una lacra para el país que pierde credibilidad ante la comunidad mundial y  recuperarla es una magna tarea que les queda a quienes sobrevivan ese holocausto. 
LESSA PATRIA Y LESSA HUMANIDAD. No vale allí el "Yo cumplía ordenes"  o el "Cada quien es responsable por su área", no, allí todos tienen su cuota-parte de crimen y castigo...



ES UN VERGÜENZA PARA NUESTRO PAÍS.