2014/12/18

246109.- Runrunes del 18dic14

RUNRUNES

NELSON BOCARANDA SARDI | EL UNIVERSAL
jueves 18 de diciembre de 2014 12:00 AM
ALTO

¿EL 2014 EN 10 CONCLUSIONES? Están a la vista de todos... 1. Imposible más asertividad por parte de economistas y expertos en cuanto al resultado de nuestra economía y situación de nuestras finanzas. La inflación, el desabastecimiento y la devaluación del 2014 llegaron para quedarse y seguirán golpeando con crueldad el 2015, con su obvia consecuencia: los venezolanos de a pie serán aún más pobres. 2. Estos desastrosos resultados no son patrimonio histórico de Nicolás Maduro. Son la continuación de la improvisación, el desatino y el error de las propuestas y la gestión de Hugo Chávez Frías. Maduro solo se está cortando y se seguirá cortando con los cristales rotos. 3. Venezuela es política y petróleo, Rómulo Betancourt dixit. Parloteando y haciendo demagogia sobre falsos niveles de producción, gestiones endogámicas, persiguiendo enemigos inexistentes, presumiendo de autosuficiencias, llegamos a la etapa que otros países previeron mientras nos quedamos comprando espejitos y carros chinos: Antes de que se acabara el famoso oro negro el mismo se hizo dispensable. 4. La inseguridad enlutó a la población. La violencia signó las barriadas. Los cuerpos de seguridad se hicieron ineficientes y el Estado -representante de la fuerza y seguridad legalmente constituida- se ausentó y apadrinó la mortal impunidad. 5. Cuando todas las naciones del mundo buscaron y participaron más y más de la sociedad de la información y del conocimiento, Venezuela perdió masivamente sus hombres y mujeres mejor preparados, especialmente los de la nueva generación, los que en 10 o 15 años les tocaría asumir las riendas de la vida del país: la fuga de talentos, la primera diáspora venezolana en toda nuestra historia tiene su causa: los 15 años del régimen chavista-madurista. Perdimos, definitivamente, el carro de la innovación, la ciencia y la tecnología. La gestión Chávez-Maduro nos deja entre los últimos países en I&D, fuera de la innovación en internet, no participamos en la nanotecnología, en la biogenética, en la big data, en las ciudades inteligentes, en la generación de energía no orgánica, todo característico de logros universales. El deseo rojo de eliminar de un plumazo el IVIC da cuenta de su atraso mental y falta de conocimiento. Otro reconcomio con graves consecuencias para el país. 6. La justicia dejó de ser, definitivamente, ciega. Se quitó la careta y es abierta y trasparentemente roja rojita. Sumaria y decide en nombre de un partido, de una ideología. Especialmente en el ámbito político y de DDHH solo le rinde cuenta a Maduro. 7. Se continuó destruyendo el tejido productivo e industrial que con el esfuerzo de cuatro o cinco generaciones levantó la iniciativa privada para crear fuentes de trabajo estables y seguros: Guayana deja de ser polo de generación de riqueza, los industriales venezolanos del centro del país, del Zulia, así como el comercio y la banca, son acosados, perseguidos y sus instalaciones desmanteladas, estatizadas. 8. La producción agropecuaria muere lentamente. A punta de petrodólares Chávez y Maduro le dieron motocicletas, afiches y comunas a nuestros campesinos, mientras que pasábamos a comprar la comida diaria en otros países. Dando prosperidad a los productores foráneos, arruinando a paisanos y haciendo milmillonarios a civiles y militares ultracorruptos con el visto bueno del poder. 9. La corrupción se convirtió en bandera y los dineros públicos, tanto en bolívares como en dólares, quedaron como botín oculto de unos pocos. La más grande bonanza petrolera de nuestra historia, en vez de relacionarla con nuevas universidades, carreteras, servicios, seguridad, salud, luz, se tradujo en millonarias cuentas privadas en el exterior para un nuevo elenco, el de los viajeros alegres, de los enchufados, de tantos bolichicos, el de los boliburgueses.10. Y, finalmente, tal vez la peor de las calamidades que como venezolano, padre de familia, profesional del periodismo y activo ciudadano he podido comprobar es que este 2014 será histórico cuando analicemos en frío cómo el régimen de Maduro, imposibilitado de deshacerse de las megalomanías y obsolescencias del Socialismo del Siglo XXI, profundizó en la división de la sociedad, en la siembra del miedo, de la desconfianza, de la confrontación. Estimado lector, 2014 ha sido un año duro, adverso. Pero aquí seguiremos. Venezuela tiene fibra democrática, el venezolano en general es una buena persona, es trabajador, es "echao pa lante". Busquemos lo mejor de cada uno de nosotros y enfrentemos el 2015 con fe y unión, convencidos de que este triste momento puede y debe cambiar para mejor, en favor de la convivencia, el progreso, la paz. Venezuela no se merecía llegar tan bajo. Detengámonos ante el barranco que está al frente.

MEDIO

SORPRESIVA RABIETA. El presidente uruguayo visitó a Maduro el pasado 2 de diciembre. El plan era que se iría en el avión presidencial venezolano -con Nicolás- a la cumbre de Unasur en Quito. Sin embargo Mujica se fue solo en un avión de Pdvsa y Maduro no se fue en el avión presidencial disfrazado de Conviasa, disimulado así para esconder su lujo interior, sino en otro avión ejecutivo de la petrolera. Discrepancias por consejos y reflexiones que el viejo zorro de la izquierda sureña tuvo con el venezolano. La razón de todo la acaba de ofrecer Mujica cuando confesó, en una declaración estudiada hasta con punto final desde la sede de la central obrera en Montevideo, que le pidió a Maduro "bondad hacia los prisioneros y un trato muy preferencial hacia los prisioneros de carácter político que es una desgracia que tenga que tener". Luego guardó unos segundos de silencio y agregó: "No quiero hablar más"...

BAJO

CA$INO$. El Fondo Global de Construcción y su presidente Alex Saab -empresario colombiano ahijado de Piedad Córdoba- pareciera haber convencido al Gobierno para que se reactive la actividad de bingos y casinos. La modalidad que propusieron es que el Estado sea el que tenga los derechos pero que delegue la administración de la jugada en los privados. Ellos participarían. Un plan similar se aplicaría con el hipódromo donde se mueven "potros y caballos" para asociarse y por ello adelantaron su reciente recuperación. El argumento que usaron Saab y Córdoba para convencer al Gobierno es que al abrir bingos y casinos ingresarían al campo laboral cerca de 70.000 nuevos trabajadores a nivel nacional. ¿Buen flujo de caja para la robolución?...

NUESTROS DESEOS. Pidamos al Niño Jesús que nos cubra con sus bendiciones en Nochebuena y la paz en 2015. Felicidades amigos lectores.

@nelsonbocaranda

246108.- 10 consejos del Papa Francisco

el Papa Francisco dio sus diez consejos para ser feliz. El decálogo de la felicidad del Papa provocó furor en Internet. Estos son sus tips, explicados por el propio Francisco:
1. Viví y dejá vivir. “Acá los romanos tienen un dicho y podríamos tomarlo como un hilo para tirar de la fórmula esa que dice: ‘Anda adelante y deja que la gente vaya adelante’. Viví y dejá vivir, es el primer paso de la paz y la felicidad.
2. Darse a los demás. “Si uno se estanca, corre el riesgo de ser egoísta. Y el agua estancada es la primera que se corrompe.”
3. Moverse remansadamente. “En Don Segundo Sombra hay una cosa muy linda, de alguien que relee su vida. El protagonista. Dice que de joven era un arroyo pedregoso que se llevaba por delante todo; que de adulto era un río que andaba adelante y que en la vejez se sentía en movimiento, pero lentamente remansado. Yo utilizaría esta imagen del poeta y novelista Ricardo Güiraldes, ese último adjetivo, remansado. La capacidad de moverse con benevolencia y humildad, el remanso de la vida. Los ancianos tienen esa sabiduría,son la memoria de un pueblo. Y un pueblo que no cuida a sus ancianos no tiene futuro.”
4. Jugar con los chicos. “El consumismo nos llevó a esa ansiedad de perder la sana cultura del ocio, leer, disfrutar del arte. Ahora confieso poco, pero en Buenos Aires confesaba mucho y cuando venía una mamá joven le preguntaba: ‘¿Cuántos hijos tenés? ¿Jugás con tus hijos?’ Y era una pregunta que no se esperaba, pero yo le decía que jugar con los chicos es clave, es una cultura sana. Es difícil, los padres se van a trabajar temprano y vuelven a veces cuando sus hijos duermen, es difícil, pero hay que hacerlo.”
5. Compartir los domingos con la familia. “El otro día, en Campobasso, fui a una reunión entre el mundo de la universidad y el mundo obrero, todos reclamaban el domingo no laborable. El domingo es para la familia.”
6. Ayudar a los jóvenes a conseguir empleo. “Hay que ser creativos con esta franja. Si faltan oportunidades, caen en la droga. Y está muy alto el índice de suicidios entre los jóvenes sin trabajo. El otro día leí, pero no me fío porque no es un dato científico, que había 75 millones de jóvenes de 25 años para abajo desocupados. No alcanza con darles de comer: hay que inventarles cursos de un año de plomero, electricista, costurero. La dignidad te la da el llevar el (falta una parte que la colocaré tan pronto la encuentre)
7. Cuidar la naturaleza. “Hay que cuidar la creación y no lo estamos haciendo. Es uno de los desafíos más grandes que tenemos.”
8. Olvidarse rápido de lo negativo. “La necesidad de hablar mal del otro indica una baja autoestima, es decir: yo me siento tan abajo que en vez de subir, bajo al otro. Olvidarse rápido de lo negativo es sano.”
9. Respetar al que piensa distinto. “Podemos inquietar al otro desde el testimonio, para que ambos progresen en esa comunicación, pero lo peor que
puede haber es el proselitismo religioso, que paraliza: ‘Yo dialogo contigo para convencerte’, no. Cada uno dialoga desde su identidad. La Iglesia crece
por atracción, no por proselitismo.”
10. Buscar activamente la paz. “Estamos viviendo en una época de mucha guerra. En Africa parecen guerras tribales, pero son algo más. La guerra destruye. Y el clamor por la paz hay que gritarlo. La paz a veces da la idea de quietud, pero nunca es quietud, siempre es una paz activa.”

2014/12/17

246107.- Producir versus Comprar... esa es la cuestión...



Producción nacional: la solución
DAVID UZCÁTEGUI |  EL UNIVERSAL
miércoles 17 de diciembre de 2014  12:00 AM
No hay manera de obviar el escenario sumamente complejo que estamos atravesando los venezolanos en el momento actual. La sostenida baja de los precios del petróleo limita el ingreso de dólares al país, mientras las instancias encargadas lucen insuficientes para liquidar las divisas a las tasas oficial y Sicad I.

Una de las trampas que pone en el camino el hecho de ser un país petrolero, es la tentación de adquirir todo afuera y producir muy poco en casa. Hay dinero para comprar lo que se desee al precio que sea, sobre todo cuando el tipo de cambio es favorable a la importación más que a la producción, lo cual ha sido el caso venezolano.

Y lamentablemente no es la primera vez que cometemos este error como país. Quienes acusan a los venezolanos de tener memoria corta, no dejan de tener razón. Esto tiene que ver mucho con aquel famoso editorial de Arturo Uslar Pietri que se titulaba "Sembrar el petróleo" y que hemos citado en más de una oportunidad en esta tribuna, justamente por no haber sido escuchado, ni en su momento ni a posteriori.

Otro gallo cantaría si el abundante ingreso petrolero se hubiera "sembrado", es decir, si se hubiera invertido en robustecer la producción nacional, en generar la infraestructura y el talento para producir aquí lo que necesitamos.

Pero el facilismo y el inmediatismo  -el de antes y el de ahora- nos han hecho cometer una y otra vez el mismo error como país. Insólitamente, nuestros ciclos de altos ingresos debilitan la producción nacional, y las épocas de vacas flacas -como la que inexorablemente parece venir- nos toman sin dinero para comprar afuera y sin infraestructura para producir aquí.

Pareciera que este razonamiento en el momento actual es llorar sobre la leche derramada; pero no es así. Quien observe su entorno con agudeza, podrá encontrar siempre venezolanos creativos y trabajadores que le han apostado a la creatividad en escenarios adversos y que continúan siendo productivos aunque tengan que agarrarse de un clavo caliente para poder seguir adelante.

El proverbial ingenio del venezolanos se ha puesto a prueba en estos días, cuando quienes aún le apuestan a la producción nacional tienen que ingeniárselas para conseguir materia prima, conseguir permisología, lidiar con entornos jurídicos que no la ponen fácil y finalmente convivir con un sistema cambiario complejo, que ofrece una moneda preferencial a la cual no siempre se puede tener acceso aunque se cumplan todos los requisitos.

Si eso no es contar con gente trabajadora, valiente y verdaderamente heroica, entonces no sabemos qué es. El recurso humano, que es lo más importante, está aquí, y está dispuesto a salir adelante por encima de las dificultades.

Falta, eso sí, que quienes hoy administran al país dejen de poner el foco en el problema y comiencen a apuntalar las soluciones.

Todo el entramado económico de Venezuela está marchando en una dirección equivocada. Somos muchos quienes llevamos años señalándolo, pero no se nos ha escuchado. Aquí no se trata de izquierdas ni de derechas, se trata de hacerlo mal o bien. Y todos los venezolanos estamos interesados en que se haga bien. No se le apuesta al fracaso del gobierno; pero sí es necesario reiterar el llamado a pensar en soluciones alternativas. Una de ellas es la producción nacional. Los emprendedores los tenemos. Nada más falta apoyarlos.

duzcategui06@gmail.com 

246106.- Disminución de costos... cohetes re usables... ESPACIO



X Marks the Spot:  Falcon 9 Attempts Ocean Platform Landing
During our next flight, SpaceX will attempt the precision landing of a Falcon 9 first stage for the first time, on a custom-built ocean platform known as the autonomous spaceport drone ship. While SpaceX has already demonstrated two successful soft water landings, executing a precision landing on an unanchored ocean platform is significantly more challenging.
The odds of success are not great—perhaps 50% at best. However this test represents the first in a series of similar tests that will ultimately deliver a fully reusable Falcon 9 first stage.
Video of previous first stage reentry test with soft water landing
Returning anything from space is a challenge, but returning a Falcon 9 first stage for a precision landing presents a number of additional hurdles. At 14 stories tall and traveling upwards of 1300 m/s (nearly 1 mi/s), stabilizing the Falcon 9 first stage for reentry is like trying to balance a rubber broomstick on your hand in the middle of a wind storm.
To help stabilize the stage and to reduce its speed, SpaceX relights the engines for a series of three burns. The first burn—the boostback burn—adjusts the impact point of the vehicle and is followed by the supersonic retro propulsion burn that, along with the drag of the atmosphere, slows the vehicle’s speed from 1300 m/s to about 250 m/s. The final burn is the landing burn, during which the legs deploy and the vehicle’s speed is further reduced to around 2 m/s.
Landing legs deployed just before soft water landing in the Atlantic Ocean
To complicate matters further, the landing site is limited in size and not entirely stationary. The autonomous spaceport drone ship is 300 by 100 feet, with wings that extend its width to 170 feet. While that may sound huge at first, to a Falcon 9 first stage coming from space, it seems very small. The legspan of the Falcon 9 first stage is about 70 feet and while the ship is equipped with powerful thrusters to help it stay in place, it is not actually anchored, so finding the bullseye becomes particularly tricky. During previous attempts, we could only expect a landing accuracy of within 10km. For this attempt, we’re targeting a landing accuracy of within 10 meters.
A key upgrade to enable precision targeting of the Falcon 9 all the way to touchdown is the addition of four hypersonic grid fins placed in an X-wing configuration around the vehicle, stowed on ascent and deployed on reentry to control the stage’s lift vector. Each fin moves independently for roll, pitch and yaw, and combined with the engine gimbaling, will allow for precision landing – first on the autonomous spaceport drone ship, and eventually on land.
Similar steerable fins can also be seen in this test video:
The attempt to recover the first stage will begin after stage separation, once the Dragon spacecraft is safely on its way to orbit. The concept of landing a rocket on an ocean platform has been around for decades but it has never been attempted. Though the probability of success on this test is low, we expect to gather critical data to support future landing testing.
A fully and rapidly reusable rocket—which has never been done before—is the pivotal breakthrough needed to substantially reduce the cost of space access. While most rockets are designed to burn up on reentry, SpaceX is building rockets that not only withstand reentry, but also land safely on Earth to be refueled and fly again. Over the next year, SpaceX has at least a dozen launches planned with a number of additional testing opportunities. Given what we know today, we believe it is quite likely that with one of those flights we will not only be able to land a Falcon 9 first stage, but also re-fly.

2014/12/16

246105.- Henrik Ibsen y su "Enemigo del Pueblo"

Henrik Ibsen

(Cristianía, 1906 - Skien, 1828) Dramaturgo noruego, uno de los renovadores del teatro universal. Nació en una ciudad costera donde su padre poseía una destilería de aguardientes que quebró cuando él tenía seis años. Su madre era muy religiosa. A los quince años se fue a vivir a Grimstad, no lejos de su pueblo natal, donde su padre le había conseguido un puesto como ayudante de un farmacéutico. Sus contactos con la familia fueron, por el resto de su vida, esporádicos.

Henrik Ibsen
A los veinte años era ya un librepensador, entusiasmado con las insurrecciones populares que estallaban en toda Europa. En 1850 fue a estudiar a Cristianía (hoy Oslo). Noruega era por esa época un país regido políticamente por Suecia y culturalmente por Dinamarca. En 1853 aceptó el puesto de director y dramaturgo de un nuevo teatro en la ciudad de Bergen y cuatro años más tarde volvió a Cristianía para dirigir otro teatro que en 1862 cerró por problemas económicos.
Este fracaso marcó el comienzo de una nueva época en su vida. Cansado de lo que consideraba estrechez de miras de su país natal, partió a un exilio de veintisiete años por Italia y Alemania, período durante el cual escribió el grueso de su obra. Ya en el pináculo de su fama volvió a Noruega y en 1900 sufrió el primero de una serie de ataques de apoplejía, que afectaron su salud física y mental. Falleció en 1906 y fue enterrado con honores de jefe de Estado.
Como director del teatro de Bergen, Ibsen intentó crear un drama nacional, tarea difícil ya que si bien podía utilizarse como base el rico acervo de las sagas islandesas medievales, la escena de su país estaba dominada por la dramaturgia francesa de Scribe (que daba prioridad a lo ingenioso de la intriga sobre la profundidad de los personajes), y por el idioma y la tradición histriónica danesas.
La experiencia que ganó en Bergen tuvo para él un valor incalculable. Como director del teatro de Cristianía, ya casado con Suzannah Thoresen, exhibió una autoridad y confianza en sus propias ideas que antes no había mostrado. Esto se advierte en su drama Los pretendientes de la corona (1863), que forma parte de una serie de tema histórico y en el que, con reminiscencias shakespearianas y gran precisión psicológica, trata el tema de la dificultad del ser humano de encontrar su misión en la vida.

Representación de Peer Gynt, de Henrik Ibsen
Con Brand (1866) y Peer Gynt (1867), dos dramas en verso, Ibsen hace su entrada en la literatura universal. Si Brand representa la toma de posición apasionada, los temas centrales de Peer Gynt son la duda, la ambigüedad, la huida al mundo de la fantasía. El predicador Brand es el idealista que lo sacrifica todo en aras de su misión. Sus exigencias tienen un carácter absoluto, no sabe de matices. El mensaje de la obra es, en cambio, más contradictorio. ¿Es Brand un mártir de la verdad o una víctima de sus propias exigencias inhumanas? Peer Gynt es en cambio una leyenda romántica, con rasgos realistas modernos, más audaz que Brand desde el punto de vista teatral. Su protagonista es una figura fáustica, a la vez un soñador romántico y un monstruo de egoísmo.
En el decenio de 1870 Ibsen abandona el teatro de ideas por el drama social realista. La primera obra de este período (y la primera que escribió en prosa) fueLas columnas de la sociedad (1877), que trata de los conflictos sociales y del choque de lo antiguo con lo nuevo. Pero el verdadero éxito le llegó con Casa de muñecas (1879), en la que por primera vez aparece la voz auténtica del autor.
La obra provocó escándalo, con su osada descripción de una mujer que deja su aparentemente idílico matrimonio a causa de su disconformidad con el rol subordinado que le toca desempeñar en él. Es una heroína fuerte e independiente en contraste con un marido débil y aferrado a su rol patriarcal. Pero su tema es también el efecto anquilosante de las convenciones sociales y la necesidad de rebelarse contra ellas a fin de alcanzar la realización personal. Esta obra no tiene un desarrollo cronológico como las anteriores, sino que trabaja con una técnica retrospectiva en la que el pasado va siendo revelando a medida que avanza la acción.
Un enemigo del pueblo (1882) describe la lucha de un individuo decidido a revelar la verdad aun cuando ésta amenaza la supervivencia de toda una ciudad y a pesar de que su porvenir y el de su familia están en juego. El tema de la honestidad reaparece en El pato salvaje (1884), pero se trata esta vez de una verdad despiadada, que destruye la vida de una familia. La verdad, parece decir ahora Ibsen, es una droga que, mal administrada, tiene efectos letales. De los destinos de sus personajes, que son gente común y corriente, desprendió conclusiones de una sinceridad brutal, pero también de gran sutileza y, por momentos, de belleza poética, obligando a su público a cuestionar las bases morales de su existencia.
Durante la segunda parte del siglo XIX, su obra cambió el carácter del teatro europeo y lo convirtió, del divertimento a que había sido reducido, en lo que fuera para los griegos: un instrumento para examinar el alma. Otras obras suyas sonCatilina (1850), La comedia del amor (1862), Emperador y Galileo (1873), La unión de la juventud (1869), Espectros (1881), La casa de Rosmer (1886), La dama del mar (1888), Hedda Gabler (1890), Juan Gabriel Borkman (1896), Despertaremos de nuestra muerte (1899).

246104.- Feliz Navidad 2014

VENECONOMIA Opina

¿Cómo decir Feliz Navidad y Próspero 2015?

Al ser este Opina el último de 2014, el mensaje que debería enviar VenEconomía a sus lectores es el deseo de que tengan una Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo.

Lamentablemente, la crítica situación del país impide que este mensaje se escriba fácil y suene creíble.
Para comenzar, cómo puede ser esta una Feliz Navidad para los millones de venezolanos que están sometidos a la angustia diaria de conseguir el alimento, la medicina o el insumo vital para la subsistencia de él y su familia. O para los miles que hoy han visto sus empresas desaparecer, o quienes ven la fuente de su trabajo irse por el desaguadero de las políticas de un gobierno depredador. O para los cientos que siguen esperando se cumpla la promesa de una vivienda digna.

Menos pueden ser receptivos a una exclamación de “Feliz Navidad” quienes hoy ven sus familias fracturadas o divididas, porque perdieron uno o varios de sus miembros en manos de la delincuencia que galopa impune; o porque alguno de ellos está preso, es perseguido o acosado por un sistema de administración de justicia al servicio de intereses políticos; o porque varios de estos han huido a un exilio obligado por la situación económica, política y social de Venezuela.

Esta época navideña encuentra a Venezuela constreñida en las redes de unas políticas de control persecutorio impuestas por Hugo Chávez, Nicolás Maduro y su corte de faraones.

Toda empresa, todo emprendedor, trabajador, sindicalista, estudiante, periodista, o ciudadano que no sea sumiso al gobierno puede ser sujeto de alguna de las “leyes” que dejaron de lado el derecho de “presunción de inocencia“, hasta que se demuestre lo contrario, para imponer el “es culpable” porque lo sentencia Maduro, o cualquier otro jerarca bolivariano, o de la isla caribeña.

No existe plaga económica que no esté consumiendo al país: Una inflación que terminará en más de 70%, la más alta de la región y una de las mayores del mundo. Una escasez que supera el 30% y que abarca desde alimentos y medicinas, hasta cualquier otro producto o insumo que esté bajo la égida de la nefasta Ley de Precios Justos, o que dependa su existencia de alguno de los sistemas cambiarios que restringen las divisas, o de alguna otra de las decenas de obligatorias permisologías, trámites o comisiones para operar en territorio nacional.

Unas reservas internacionales en niveles ínfimos, pues los ingentes ingresos petroleros de los últimos quince años se esfumaron en un gasto manirroto, comprando voluntades dentro y fuera del país. Un enorme déficit fiscal que termina en 2014 entre 17%-19% del PIB. Con los bonos de la República cayendo a 36 centavos de dólar. Y, como guinda de la torta, un precio del petróleo por debajo de los $60 por barril.

Y lo que se vislumbra para 2015 no luce mejor, sino todo lo contrario. Así, cómo desear Próspero Año Nuevo cuando las leyes castrantes seguirán vigentes, la producción nacional seguirá en picada, la inflación se proyectará a tres dígitos, la escasez pisará aún más el acelerador, el precio del petróleo seguirá bajo, las divisas serán un bien que se esfuma, la deuda pública será impagable, el Presupuesto apenas cubrirá el primer trimestre, y la recesión no se hará esperar.

Peor aún, con el anuncio de Maduro de que dejará lo político y social en manos de sus segundones, porque él se dedicará a enfrentar “la guerra económica”, se prevé mayor represión política, más conflictividad social y agravamiento de los problemas de salud, vivienda, educación y seguridad, como es usual cuando se le da mando a aprendices de dictadores.

Editores de VenEconomía 

2014/12/14

246103.- Dr. Stockmann

Un enemigo del pueblo LOS DESCUBRIMIENTOS DEL DR. STOCKMANN, por Alfonso Molina

Un enemigo del puebloNo es la primera vez que Un enemigo del pueblo se monta en Caracas y tengo entendido que no será la última. Esta pieza capital del noruego Henrik Ibsen —estrenada en Oslo en 1883— mantiene su universalidad y su vigencia de manera sorprendente, a partir de una idea medular muy inquietante que cuestiona uno de los fundamentos de la democracia: la mayoría siempre tienen la razón. En realidad, casi nunca. Allí reside el valor conceptual de una obra perenne y necesaria, que podemos apreciar cada fin de semana en la Sala Cabrujas de Cultura Chacao, gracias al trabajo de Grupo Teatral Emergente de Caracas.
En una ciudad cuyo balneario constituye su mayor fortaleza económica, el doctor Thomas Stockmann experimenta su primer descubrimiento: las aguas están contaminadas y amenazan la salud de sus ciudadanos y de los turistas. Como hombre de principios, advierte del peligro al alcalde —su propio hermano Pedro— y otras personalidades, incluido el editor de La Voz del Pueblo, diario local. A Stockmann le preocupa el bien común: la salud de la población. A las autoridades políticas y sociales también les preocupa el bien común: mantener el bienestar económico que representan los turistas que acudirán al balneario en verano. El médico parte de una verdad comprobada. Los representantes del poder sostienen una necesidad colectiva. Tal es el punto de partida de un debate que involucra la verdad, la libertad, el individuo, el poder y las masas. En la adaptación que hicieron Sebastián Torres y Jesús Delgado —con dirección de este último— se desnudan los intereses del poder y se replantean los mecanismos del ejercicio democrático. Este montaje fue concebido para mantener encendida la polémica sobre ciertos paradigmas institucionales severamente cuestionados a la luz de la historia.
A finales del siglo XIX Europa asistía al debate entre las ideas del socialismo y del liberalismo, entre el colectivismo y la iniciativa individual, entre la permanente presencia del Estado y la independencia de las libertades ciudadanas. En ese marco se desarrolla Un enemigo del pueblo, tanto en su texto original como en la  adaptación que llevaron adelante Torres y Delgado. La trama define rápidamente dos bandos desequilibrados. El doctor Stockmann contra el resto de los poderes de la ciudad. Un individuo frente a la red de relaciones tejida entre autoridades políticas, intereses económicos y medios de comunicación. El respetable médico de la ciudad —buen ciudadano, buen esposo, buen padre— deviene en un enemigo del pueblo.
La puesta en escena de Delgado sintetiza los planteamientos de Ibsen y perfila la personalidad del doctor Stockmann de manera medular. No pretende sorprender al espectador con el desarrollo de la trama e inicia la función con el desenlace de la obra. Coloca a su personaje en el trance de una condena popular. Ya sabemos su resolución y ahora queremos conocer el proceso que dio tales resultados. El hombre que desencadena una situación de crisis por su postura honesta, el científico que se debe a la verdad comprobada, el ciudadano y padre de familia que cuida la salud de su comunidad se transforma en un solitario, un héroe maldito, un arador en el desierto. Su integridad conforma un referente ético que coloca al espectador en un dilema que se resuelve en pocos minutos.
Por una parte, Thomas Stockmann representa el valor de la libertad y la conciencia de un individuo frente a las conveniencias económicas y las necesidades políticas de los conductores de una sociedad determinada. Por la otra, su hermano Pedro Stockmann, frío y calculador alcalde, Hovstad, oportunista director de La Voz del Pueblo, y Aslaksen, acomodaticio empresario y propulsor de la “moderación”, simbolizan, por antonomasia, la mentira irresponsable y la manipulación de las masas. A estas alturas de la representación, al finalizar la escena de la asamblea popular donde es declarado un enemigo del pueblo, el doctor Stockmann realiza un nuevo hallazgo: la mayoría no tiene la razón. Entonces, ¿quién la tiene? ¿La minoría? ¿Cuál?
Este planteamiento estimula una discusión tanto en el plano teórico como en el histórico porque más que un asunto de cantidades —mayoría sobre minoría— significa un tema de calidades. El problema no reside en las instituciones —una alcaldía, un medio de comunicación, una organización empresarial— sino en quienes las conducen. Hay buenos y malos alcaldes como hay buenos y malos periodistas o buenos y malos ciudadanos. Se trata del dilema humano más que de las formas institucionales de la democracia. Nuestro país, sin ir muy lejos, ha vivido de manera muy expresiva ese dilema.
El tercer gran descubrimiento del doctor Stockmann se manifiesta cuando reconoce que el hombre más poderoso del mundo es aquel que está solo. La lucha del individuo frente a la masificación.
Hay dos elementos de producción que sobresalen en la puesta en escena: el vestuario de Joaquín Nandez y el maquillaje de Daniel García, factores que acentúan de manera especial el dramatismo de los personajes. Trabajan una oscuridad íntima y personal, poco apegados al realismo y más vinculados con el expresionismo y convierte a ese puñado de seres humanos en pugna en representaciones casi fantasmagóricas. A la proyección de esas atmósferas que se desplazan desde el hogar familiar a la persecución callejera, de la asamblea ciudadana a la soledad del acosado, contribuyen la música original de Nacho Huett, la iluminación de Gerónimo Reyes, la escenografía Elvis Chaveinte y la coreografía de Adriana Urdaneta y Jacques Broquet. Valores estéticos que se articulan eficientemente.
Una pieza como Un enemigo del pueblo exige un trabajo actoral completo e integrador. Antonio Delli descuella como Thomas Stockman, en una interpretación que atrapa la atención del espectador desde el principio. Sobre su trabajo recae el sostenimiento de la representación, con el respaldo interpretativo de Wilfredo Cisneros, Claudia Nieto, Jesús Hernández, Lidsay Castro, Jorge Dackar, y Carlos Clemares. Elenco compacto, sin fisuras, eficaz.
Creo que el Grupo Teatral Emergente de Caracas ha atinado nuevamente al montar una pieza clásica como Un enemigo del pueblo. Aún recuerdo su excelente montaje deEscándalos personales, sobre textos de Anton Chéjov. La verdad es que lo mejor de las cartelera se halla en salas alternativas, como la Cabrujas de Cultura Chacao.
UN ENEMIGO DEL PUEBLO (“En folkefiende”), de Henrik Ibsen. Grupo Teatral Emergente de Caracas. Dirección: Jesús Delgado. Adaptación y producción: Jesús Delgado y Sebastián Torres. Vestuario: Joaquín Nandez. Música original: Nacho Huett. Coreografías: Adriana Urdaneta y Jacques Broquet. Diseño de escenografía: Elvis Chaveinte. Iluminación: Gerónimo Reyes. Diseño de maquillaje de Daniel García. Elenco: Antonio Delli, Wilfredo Cisneros, Claudia Nieto, Jesús Hernández, Lidsay Castro, Jorge Dackar, Carlos Clemares, Mayra Dávila, María E Cedeño, Yeisi Guerra, Hernan Iturbe, Marcos Chocrón y Víctor Gimenez. Sala Cabrujas de Cultura Chacao, avenida Francisco de Miranda con 3a avenida de los Palos Grandes, C.C. El Parque, Nivel C-1. Viernes y sábados a las 8:00 p.m. y los domingos a las 6:00 p.m.

246102.- La corbata de 14.000.000 de dolares.-



LA CORBATA DE 14.000.000 DE DÓLARES.




                En honor a la verdad, debo reiterar que la motivación para abrir este blog, vino de un gran amigo de la Armada.
                Creo que la nostalgia es un sentimiento debilitante e inútil, mientras por lo menos haya fuerza para respirar una vez más.
                Decliné la invitación de dilectos superiores a participar en libros de anécdotas y en organizaciones, cuando percibí que más allá de velar por los intereses de los viejos guerreros y sus familias, habían fuerzas emocionales manipulables que lejos de ayudar a la nación en estos momentos, sólo podían a lo más, ser usadas para beneficio político de rufianes y escaladores o para ser ignorados olímpicamente por la sociedad que defendimos, a lo menos.
                Ambas cosas han pasado, me alegro de no haber sido parte de eso.
                Salí de la Fuerza Aérea en agosto del 2004.
                El gélido recibimiento con que me acogió la “sociedad civil”, de la que salí para entrar en la EAM a defenderla y defendí, aceptaba mi existencia como un cuerpo extraño y a pesar de los laureles académicos logrados fuera de los recintos militares, en universidades nacionales y extranjeras. Era y posiblemente lo sea aún hoy, un “enemigo del pueblo”, tanto para los revolucionarios como para los reaccionarios, un Doctor Stockman viejo  en un país tropical.
                No estoy resollando. Eso lo superé haciendo muchas cosas, pero no iba a pasar la vida lamentándome, ni rumiando uvas amargas o justificando que prefería no comérmelas porque de todas maneras estaban verdes.
                Hay hombres mejores que yo. Eso nunca me ha molestado. Las gentes de montaña y lo soy de varios continentes y países, es poco dada a la envidia. “A quien Dios se lo da, que San Pedro se lo bendiga”, así se dice en los Andes y las Tierras Altas de las Islas del Mar de Norte. En el Val de Aran y en los montes de Cantabria y Galilea. En el fondo, como es gente que siempre ha pasado tanto trabajo y ha tenido y tiene tanto que trabajar, cuando otro triunfa o le sale algo bien, como sacarse la lotería o algo así, a los montañeses nos enseñan a decir: -Alabado sea Dios, ¡Qué bueno uno menos que vendrá a pedirle prestado a uno!!!!!!
                Hago estas precisiones, para que se entienda el porqué de estos escritos sobre la aviación y del fugaz paso de una individualidad por ella. La recepción en los portales, las palabras y reencuentros con viejos y amados amigos, me han hecho escarbar en la memoria y en los archivos, para tratar de encontrar cosas que ayuden al país y a todos a estar un poco mejor, o por lo menos, aliviar lo malo y no empeorar las cosas, mucho más, existiendo una memoria familiar de situaciones similares que terminaron muy mal.
                Voy presentar unas “obras de arte”, que se salvaron gracias al entonces teniente coronel Pedro Pereira Olivares, un gran comandante, jefe, instructor y amigo, que me recibió en el Grupo 11 con los Mirage 50, quien además, siendo el Diablo Mayor y uno muy mayor, tal vez mayorísimo, no bastando con el ejemplo y la instrucción de vuelo y militar, resultó un ángel benefactor para quien posiblemente, es,  mi tesoro más preciado. Fue mi superior, es mi superior  y lo voy a querer siempre.
                También fue el Tucán un freno para mis excesos montañeses de carácter y no permitió que “corrigiera” a los “artistas”, lo que viéndolo en retrospectiva, ayudó a sanar y reconciliar las heridas del Grupo y de la Fuerza después de los hechos del año 92. Pocos fueron, con el personal de oficiales, suboficiales y aerotécnicos presos y sus familias, tan solícito, consecuente y humanitario como él. ¡Qué lástima que muchos beneficiarios de esos actos, hayan perdido la oportunidad de retribuirlos en las vueltas que da el mundo y que da la vida!!!!!!
                Los filósofos dicen que no hay nada más rápido que el pensamiento, los físicos que nada hay más rápido que la luz, los militares, en especial los buenos y me perdonan la prepotencia de incluirme en esa categoría, sabemos que nada es más rápido que un mal ejemplo.
                Así, que lo que sirvió para hacernos reír a todos, aumentar mi tolerancia y reducir mi engreimiento, también fue imitado por mis hijos y los hijos de mis amigos, como César Arteaga Junior quienes los calcaban y disfrutaban, riéndose de mí hasta que se cansaban.
                Ya excedí el número de palabras que Bernardo Jurado, por mi bien me ha impuesto, pero que cosas que hasta después de viejo, debo trasgredir, por la Aviación, las recomendaciones y consejos de aquellos amigos, de mis padres, tíos, en fin, de todos los que me quieren bien.
                De tal manera que prosigo.

 St2 Adán Suárez.

                Una de las experiencias más extremas y dolorosas es regresar a la Base sin su avión. Es ver la cara del jefe de máquina y de los armeros, quienes dentro de su noble espíritu se consuelan viéndolo a uno y dándole un abrazo o una palmada.
                Es una oportunidad donde la soberbia hace que uno, en vez de agradecer la vida, se haga la pregunta más tonta y cruel: ¿Por qué a mí? (¡¡¡Porque te la pasas montado en un avión estúpido!!!!)
                ¡Haber perdido un avión que costaba 14 millones de dólares, el avión que tenía mi nombre pintado en la canopia!


 Jonatán Lon Ravelo.
Las siglas del avión son 2056.

                Pero en la red y en Youtube estoy seguro que encontrarán ustedes, explicaciones y videos muchos más ilustrativos y dramáticos que lo que yo les pueda contar. Por lo que me referiré a algo mucho más importante: lo que hicieron mis compañeros de la FAV por mí.
                Era una misión de maniobras de combate aéreo dos contra uno. El agresor era yo. Había dos alumnos uno en un monoplaza y otro en un doble comando con un instructor.
                Desde los Mirage III y V, quien hace mejor el combate aéreo usa menos el afterburner y administra mejor su energía. En eso, Tamanaco, el general Gustavo León Campos, hacía cosas increíbles, tanto en Mirage como en F-16. Siempre aterrizaba con una diferencia de combustible excepcional, cuando otros instructores cantaban “Mango” y los alumnos estábamos en “Coco”, o con la luz roja de bajo combustible, parpadeando o fija ya.
                Pero eso se lo enseñaba Tamanaco  a todo el mundo que  quisiera aprender.
                Cuando regresamos de la zona, yo estaba muy pesado de combustible para aterrizar, por lo que decidí hacer algunos tráficos para llegar a un nivel de combustible y a un peso que no sobrecargara los frenos.



 ST2 Adán Suárez: La leyenda dice: En meteorología no diagnosticaaron nuves negras, será un ave, será un avión, superman tampoco.
El zamuro piensa: A este miraage me lo voy a zamurear je, je, je.Ahora me quieren quitar el mérito, yo fui el que lo tumbé y no fue un sabotaje.

                Lo cierto es que procediendo al punto inicial, antes de Taiguaiguai o el autódromo, había una nube de zamuros enorme, ascendí,  pero que va, esquiva que esquiva hasta que un zamuro hembra, descomunal,  entró por la toma izquierda y el motor fue de 100% a cero en menos de un segundo. También se llenó la cabina de  humo negro y el asqueroso olor de esas aves. Tenía 5600 pies, no había tiempo ni de tratar de reencender. Apunté el avión a la Laguna de Taiguaiguai y le informé a la Torre de Control. Desde la Base se veía el avión incendiándose. El oficial de torre me dio la voz de eyección y el entonces teniente coronel Yuhnny Rojas Chirinos, quien estaba en el aire, haciendo un vuelo de prueba a un Allouette III, comprobó el fuego. También me mandó a eyectar. No les contesté muy bien, porque cuando compensaba el avión e procedía a halar la anilla superior, el avión metía un plano y lo último que quería era matar a alguien en el suelo.


Jonatán Lon Ravelo.



                El avión por fin dijo sí y me eyecte. Giré al abrirse el paracaídas para ver mi avión, el condenado metía levemente el plano derecho y ya sabía que había fracasado en mi intento de meterlo en la laguna, donde yo sabía que no había gente. Vi que pasó el cerrito y salió una bola de fuego amarilla, luego anaranjada y después negra. Entonces me dispuse a aterrizar.
                Un alumno mío, trató de bajarse del avión en marcha y dejárselo al instructor. El otro me iba dando toda la información y conminándome a que saltara de una vez.
                El comandante Yuhnny Rojas casi pasa a la historia de la aviación mundial, porque por poco me atajó en el aire. Me venía escoltando mientras caía en el paracaídas y no me había soltado el arnés cuando ya estaba el Allouette aterrizado y el jefe de máquina y el copiloto estaban en tierra buscándome para llevarme a bordo. Le pedí al comandante Rojas Chirinos que me llevara al autódromo, quería cerciorarme de que no le había pasado nada a nadie. Después del mega regaño y la lluvia de epítetos marabinos, goajiros y de aviadores superiores a uno,  de rigor, me llevó,  porque le dije que no me iba a quedar tranquilo y que yo estaba bien. Me llevó y vi que mi única víctima era “The Marlboro Man”. El avión había destruido un anuncio de cigarrillos. Había un piloto entrenándose para una carrera, pero le dolió el estómago y se paró en los pits. Menos mal por él y por mí. No era esta la primera vez que el comandante Rojas Chirinos me había salvado la vida, y esto es literal. No estoy muerto ni tuerto, gracias a él. Cuando lo veo siempre le pido la bendición porque no creo que en  la eyección haya vuelto a nacer, pero en las otras oportunidades sí.

Martín David Lon Ravelo.
La leyenda de izquierda a drecha y de arriba a abajo se leen:
En paracaidas: TT coronel Dracumán Lon: undía de estos me los voy a yuquear:
En el helicóptero: -Mira nuevo, Tato se eyectó. ¡vamos al rescate!!!!
En el helicóptero el copiloto le contesta al Tcnel Rojas Chirinos: -Coño mi comandante, Dracuman está jodiendo mucho!!!!.
El zamuro dentro de la tobera izquierda: ¡Date, Dracumán me yuqueó feo por eso yo me lo yuquié a él!!!!
Hay una línea puntuada de la trayectoria del avión al autódromo Pancho Pepe Croquer.

                Me llevaron a la rampa porque no quise que me llevaran, por falso orgullo, al hospital militar, donde ya me estaban esperando. Allí  estaban los bomberos, esos magníficos hombres. Me montaron en la ambulancia y me condujeron al Módulo de Sanidad, allí siguieron el protocolo y la Comandante Evelin Tovar, los médicos, las enfermeras, me hicieron todo lo que tenían que hacer y como tenía cosas menores (espinas, quemada de arneses por no subirme el cuello de braga por dandy), me dejaron descansando. En eso vino una ayudante de odontología que me atendía desde que era teniente y no sé por qué le conté mis tribulaciones, cuando me cuesta tanto hacerlo. Ella me dijo, que no importaba, que quedaban muchos aviones y que después del reposo y los exámenes,  todo iba a estar bien y pronto iba a estar volando otra vez. Pero yo insistía en el pesimismo, como la canción “Paint it black” de los Rolling Stones. Entonces ella, quien era una mujer madura pero atractiva y bien cuidada me increpó:
-¡¡¡¡Triste debería estar yo!!!!!¡¡¡¡Qué a pesar de haber tenido muchos pretendientes y novios, nunca he tenido la oportunidad íntima de estar con ninguno!!!!!!
                Eso me hizo reaccionar. Le dije que no era para tanto, que eso iba a cambiar porque ella era una buena mujer y así se me pasó el “down”, me sacó del círculo vicioso de la autocompasión y la falta de amor propio.
                En la televisión que estaba prendida, salió el general Gustavo Adolfo León Campos y yo sabía cuál era el protocolo que había que seguir:
-Hubo un accidente, el piloto se eyectó, está bien, y ahora hay que esperar el resultado de la Junta Permanente de Investigación de Accidentes Aéreos y Terrestres de la división de Seguridad aérea y terrestre de la Inspectoría General de la Aviación muchas gracias”.
                Tamanaco rompió ese protocolo, sus palabras fueron como una bomba MK-86, de dos mil libras.
                -El piloto, Tcnel Martín Lon Blanco, está bien en el Módulo de Sanidad de la Base. Tuvo un impacto con un zamuro. No hay daños colaterales por la pérdida lamentable del avión Mirage 50 siglas 2056. El comando de esta  Base y yo en particular, me hago  responsable de cualquier daño sufrido en el Autódromo, por las acciones del piloto quien siguió todo los procedimientos prescritos en este tipo de emergencias. Es todo lo que tengo que declarar.
                Eso me conmovió profundamente. El compromiso de un superior con un subalterno, arriesgándose él mismo, por su bienestar. No tenía duda alguna de la valentía física del General León Campos, pero esa demostración de solidaridad y valentía moral sigue siendo impresionante aunque pase el tiempo.
                Entró la comandante Tovar con un celular y me dijo que era el comandante de la base.
                Hice un esfuerzo por hablar sin que se me quebrara la voz y quería agradecerle su acto de noble desprendimiento. Sólo atiné a decir: ¡¡¡¡MMM!!!
                Recibí una catarata de adjetivos, expletivos, epítetos y maldiciones, pero al menos más comprensibles que las del comandante Yuhnny Rojas Chirinos. Me recriminó, con razón, haber retardado la eyección. Sin ningún fondo masoquista, debo admitir que esa ha sido la única vez que mi vida, que he sentido el aprecio, el cariño, la consecuencia, la lealtad, el compañerismo, la solidaridad, la camaradería y porque no, del amor, en medio y después de una interminable retahíla de obscenidades y malas palabras. Nunca se las había oído antes, ni después, ni habiendo estado, inclusive, bajo fuego.
                Me mandaron a trasladar al hospital, donde ya me esperaba Tamanaco, mis padres, mis hijos y muchos compañeros y mi familia.
                Supe después, los esfuerzos que hizo mi querido compañero Wilmar Alfredo Castro Soteldo, quien en medio del duro brete que atravesaba, llamó a mi padre casi de primero: Su esposa se puso a la orden de la mía, sin que nada mediara. Después también otros compañeros en el mismo trance y tomando el mismo riesgo y dificultad. En esa oportunidad, decidieron por mí otros y no juzgo, mis familiares me lo dijeron tiempo después. Los caballeros nunca deben retardar un agradecimiento ante tales esfuerzos.
                Antes de montarme en la ambulancia me llamó el Almirante Julio Chacón Hernández. Mi consejero, guía y tutor primero en la ESGN y después de toda la vida. También los generales Antonio María Conde Casadiego y Boris Saavedra Pérez.
                Después de un excelente trato en el Hospital Militar, llegó el presidente de la Junta Investigadora, el Tcnel Felix Pacheco, tremendo piloto de transporte y de OV-10, a quien le conté todo y redacté con fidelidad todo lo ocurrido, me llamó el Director de Seguridad, el Gral Morillo Ruíz, hombre justo y solidario.
                También llamaron muchos de mis amigos de los escuadrones de mantenimiento, a quienes nombraré en otra ocasión por razones más felices e interesantes, también mis alumnos de otras unidades.
                Cuando por fin, llegó la hora de dormir, recordé que a pesar de haberlo advertido, me habían sustraído un par de guantes de vuelo del Salón de Equipos de Vuelo. Lamentablemente, la ley es la ley y los reglamentos son los reglamentos, pero el honor militar es todo. Tuve que llamar al oficial de día y meterle cinco días de arresto a un tremendo profesional, pero eso tenía que acabarse y se acabó.

 Adán Suárez. La leyenda reza: ¡Yuqueámelo!!!!¡Hay (sic)! ¡Hay (Sic)! ¡Sii ese mismo. Don Chepe 72 hrs!!!!!!!!

Salí del Hospital en una misión que me llevó en un C-130 H, con el Tcnel Pablo Pérez, Pérez, los capitanes Bendito y Quilelli hasta Islandía. ¡Cómo me trataron esas tripulaciones de transporte, todos los navegantes, jefes de máquina, loadmasters!! Me avergonzaba que me dieran la cama donde descansa la tripulación de relevo, ¡qué agradable es recordar su terquedad!!!!
Al llegar de misión con el G-6, ya estaba el informe. El avión, el motor y el combustible habían llegado a temperaturas altísimas. La Junta con su experticia técnica, sacó los filtros de aceite de los restos del motor y los había mandado a los laboratorios de la CTPJ, donde dijeron el sexo, la edad, el peso aproximado del animal conque había chocado. Se había roto un eje trasmisor de titanio por eso se trancó el motor y la vaporización de las primeras etapas del compresor y la ruptura de las subsiguientes, rompieron los tanques de combustible y por eso la falla catastrófica y el incendio.
De tal manera que llegó el día de volver a volar con el Tucán en Libertador para irnos para Carrizales.



 ST2 Adán Suárez.
La leyenda reza: ¡Haaaaaaaaaa van 36 días descansando en mi cama,
ya es hora de volver aa agarrar vuelo!


Antes de llegar al Grupo pasé por el Módulo de Sanidad. Pregunté por la asistente dental, vino y le di las gracias. También le pregunté: -¿Mira y entonces???? Y ella me contestó:
-¡¡¡¡Más vale quedarse para vestir santos que para desvestir borrachos!!!!!
Fui al comedor y le hice la misma pregunta que desde teniente le hacía al Señor Tíbulo:
Señor Tíbulo: ¿Qué inmundicia tenemos para hoy?
 Y él me contestó en andino, de la misma forma que todos los días y de todos los años:
-¡Caramba mi Comandante!!!!!¿Desde cuándo no?
Fui a equipos de vuelo y Don Chepe me devolvió un par de guantes. Creo que le mandé a quitar el arresto, pero hoy después de tanto tiempo, no estoy seguro si se lo quité, lo que si es cierto es que lo desee.



Revisé el avión, el jefe de pista me ayudó a amarrarme. Me jaló el cuello de la braga para que me protegiera de los arneses. Se bajó. Se subió el jefe de pista mi hermano y tocayo Guillermo Lamas Tovar, me volvió a jalar el cuello. Tan duro que lo sentí en el asiento.
En otra oportunidad contaré lo que pasó después de aterrizar, pero no debo concluir sin referirme al título de esta entrada: “La corbata de 14 millones de dólares”.

 Casi un año después me llegó un diploma, un carnet y una corbata de la compañía Martin Baker. Su representante, un caballero el propio british gentleman valenciano y caraqueño a la vez, señor Ricardo Smith, quien me trajo un obsequio excelente, que fue catado por la Escuadrilla de Armamento y por la Línea de Vuelo, hay pocas cosas que no me gustan de Inglaterra, el Whisky, lamentablemente, es una de ellas.
Diploma de la Compañía Martin Baker.

Meditando después, ese carnet y esa corbata le da a uno de por vida acceso a los stands de la compañía en cualquier exposición aeronáutica, como Le Bourget, Farmborough o cualquier otra. Cosa que comprobé de coronel y general. La bebida, la comida y los suvenires, son a cuenta de la compañía, el trato es increíble.


Hoy en el retiro, esas exposiciones aéreas están más lejos de los oficiales venezolanos retirados que nos salvamos gracias a la compañía Martin Baker,que el cometa 67P/CG, donde aterrizó la nave Philae, pero tiene mucho más valor hoy que ayer: aunque siempre lamentaré que la nación perdiera por un zamuro 14 millones de dólares, me dio la oportunidad de conocer, estar, trabajar, recordar y hoy compartir con ustedes, hechos de personas extraordinarias, que en un momento determinado de tiempo y espacio se conjugaron para darme lo que me han dado y me siguen dando, cosas que sí se lleva uno de este mundo al otro, la admiración, el respeto, el agradecimiento y el honor, de haber sido tratado por personas de tal calibre. Ellos valen mucho más que eso.


Si lo ven, los que aman la aviación, el país y lo bueno de la humanidad, se hacen ustedes un gran favor, quitándose el sombrero. Yo lo hago, sólo de recordarlos y para ellos mi agradecimiento eterno.


Martín Lon Blanco.

Caracas, 13 de diciembre de 2014.
P.S. Probablemente he dejado, injustamente por fuera a alguien o a algunas personas que no debiera. Pido perdón de antemano y agradezco que se corrija mi mala memoria. En mi descargo, solo diré, que si tal cosa es así, no es por mal agradecido, sino por viejo.